23 ene
2012
6 comentarios

¿Qué es una Carta de Motivación?

Una carta de motivación o de presentación es un documento cuya finalidad es la de motivar a una empresa o a un empresario a contratarnos. Es una forma de destacar entre los cientos de c.v. que reciben.

Si la carta responde a una oferta publicada hemos de destacar aquellos puntos del c.v. que se consideran más importantes para el puesto vacante y la motivación para solicitar dicho puesto. Es una oportunidad para dejarnos conocer un poco y mostrar nuestros intereses, capacidades y virtudes sin tener que reescribir el curriculum. Es importante resaltar de una manera más clara las cualidades que te califican para el puesto.

Las cartas de presentación de candidatura espontánea te permiten tomar una actitud proactiva y contactar con las empresas en las que te gustaría trabajar, las cuales, aunque no estén realizando un proceso de selección podrían llegar a estar interesados en tu candidatura. Su finalidad es motivar al responsable de recursos humanos a leer tu curriculum con detenimiento. Demuestra brevemente tus conocimientos acerca del sector empresarial y la compañía, siempre sin reescribir tu currículum.

¿Cómo debe ser una carta de motivación?

Indispensable:

  • Escribe en una hoja blanca no cuadriculada.
  • Usa un lenguaje claro y conciso.
  • La ortografía y la gramática deben ser impecables.
  • Emplea un tono agradable y respetuoso, no tutees.
  • La lectura debe resultar sencilla.

Evita:

  • Repetir los datos de tu c.v. o historial académico.
  • Escribir trivialidades innecesarias.
  • Utilizar expresiones o palabras negativas.
  • Escribir Cartas de Motivación de más de dos páginas. Si se puede, condensa toda la información en una sola.
  • Presentar tachaduras, correcciones visibles u hojas con manchas o imperfecciones. Si la escribes en ordenador te quedará más limpia.
  • Manda siempre originales de la carta, nunca fotocopias.

Partes de una Carta de Motivación

Datos personales:

Información del candidato completa en la esquina superior izquierda. Nombre completo y la forma de contacto (dirección, e-mail o teléfono).

Destinatario:

Información del destinatario. Si desconoces el nombre de la persona responsable del proceso de selección, se puede señalar un destinatario genérico como “A la atención del Dpto. de RRHH” o similares.

Párrafos:

  • Primero preséntate y explica brevemente a que puesto estas aplicando; indicando la fuente y la fecha de publicación de dicha oferta de trabajo. Explica qué es lo que te motivó para solicitar este trabajo. Si la solicitud de empleo no responde a ninguna vacante concreta debemos mencionarlo y reforzar nuestro interés en trabajar en dicha empresa en concreto.
  • Indica los estudios más importantes que avalan tu formación, así como las experiencias profesionales que respaldan tus habilidades y destrezas para el puesto. Sólo destaca lo principal, lo que puede hacer que tu candidatura destaque de entre el resto.
  • Añade otros conocimientos complementarios, como Idiomas o informática, si es que pueden resultar un buen complemento para el trabajo solicitado.
  • Destaca ciertas habilidades personales que permitan al responsable de recursos humanos sentirse interesado por dicha candidatura. Por ejemplo, si tienes habilidades para las relaciones interpersonales, experiencia en hablar en público, habilidad para aprender nuevos programas informáticos, facilidad para integrarse en equipos nuevos…
  • Al final debe comentarse que quedas a disposición de ampliar toda la información ofrecida en una entrevista personal.
  • Fecha y firma

¡Recuerda!

Cada puesto de trabajo requerirá adaptar la carta de motivación para que el receptor entienda que hay un interés real. No copies ni adaptes cartas predefinidas.

Image: nokhoog_buchachon / FreeDigitalPhotos.net

6 respuestas a ¿Qué es una Carta de Motivación?

  • 24 enero, 2012 en 11:56Blanca añadió un comentario

    <>

    ¿Aplicando? :o

    • 24 enero, 2012 en 20:33Administrador añadió un comentario

      Hola Blanca. “Aplicando” es el término con el que nos referimos en el mundillo de los recursos humanos a “solicitar o inscribirse a una oferta de empleo”.

  • 24 enero, 2012 en 21:02Anahí añadió un comentario

    El uso de “aplicar” es muy común en este gremio, pero su uso no es, ni mucho menos, correcto. Se trata de un falso amigo del inglés -los famosos false friends- que se ha adoptado una mala traducción del verbo “to apply” que no corresponde con el significado de ese verbo en español. Lo correcto sería emplear verbos que se refieran al hecho de “inscribirse” en una oferta de empleo o en un proceso de selección.

    Apuntes lingüísticos, aparte, me asalta una duda, ¿lo que recomienda el artículo es que la carta la redactemos a mano?, ¿sigue en uso en la era digital esta técnica?

  • 26 enero, 2012 en 9:13>> añadió un comentario

    “aplicando”, es un anglicismo que evita usar correctamente un idioma tan bonito como el castellano.

  • 9 marzo, 2012 en 15:06euss añadió un comentario

    En algunos procesos de selección, pueden llegar a requerirte la carta de presentación escrita a mano para posteriormente realizar un estudio grafológico del candidato.

  • 25 febrero, 2013 en 16:06Fernando añadió un comentario

    Aplicando no es por “to apply”, sino por “aplication form” conocido en castellano como solicitud ó formulario.. De todas formas fue hace un año, así que ya os habréis enterado

Añadir un nuevo comentario

rss-field-icon

Expertosenseleccion.es