26 ene
2011
1

¿Prácticas? Sí, gracias

Proactividad, flexibilidad de horario y predisposición al aprendizaje son unas de las claves para superar las prácticas con éxito”.

“Se trata de una oportunidad para el alumno para conseguir su primer puesto de trabajo“.

En el mercado laboral actual poseer un título universitario ya no es una garantía para obtener un puesto de trabajo. En un ámbito cada vez más competitivo, la experiencia profesional se ha convertido en un factor clave para poder acceder a un empleo. Así, las prácticas laborales se presentan como una buena oportunidad para complementar la formación de estudiante y para obtener conocimientos prácticos que no aporta la enseñanza teórica. Además, una vez finalizado el período de aprendizaje y si el estudiante ha demostrado su valía e interés por el tipo de trabajo, existe la posibilidad de continuar dentro de la empresa.

Hay diversos aspectos que conviene tener en cuenta a la hora de aceptar un contrato de prácticas, como lo son el tipo de empresa, el entorno de trabajo, y el horario, ya que en muchas ocasiones es necesario compatibilizar la jornada laboral con el programa de clases. La remuneración es un aspecto importante, ya que los estudiantes tienen que asumir gastos de desplazamiento y de comida para llevar a cabo sus prácticas, pero según explica Ignacio de La Torre, Executive Manager de Page Personnel, “No hay que fijarse tanto en la remuneración que te pueda ofrecer la empresa, sino más bien en el grado de aprendizaje y formación que te pueda proporcionar la práctica”.

Page Personnel, líder en España de trabajo temporal especializado y selección directa de mandos intermedios y personal de apoyo cualificado, ofrece una serie de consejos para poder sacar el máximo partido a las prácticas laborales:

· Proactividad; no hay que esperar a que se asigne una tarea, hay que analizar dónde se puede ayudar y adelantarse a lo que el jefe pueda pedir.

· Flexibilidad; es importante que el horario habitual sea flexible si se nota que el jefe puede necesitar ayuda para algo urgente.

· Predisposición al aprendizaje; hay que tratar de aprender no sólo del superior o del equipo, sino de toda la oficina.

· Preparación; hay que tomar notas de todo lo que se aprenda y repasar en casa para asentar conceptos y poder pasar a la siguiente fase.

· Multitarea; hay que intentar que el trabajo sea lo más multitarea posible: fijarse en las diferentes tareas que hacen los compañeros y aprender una nueva cada día.

Hay que tener claro que se trata de una oportunidad para aprender “Acepta las tareas nuevas que te ofrezcan y proponte algunas que supongan un reto para ti. De este modo podrás avanzar cada día”, sugiere Esther Gómez, Consultora Senior Page Personnel.

Una respuesta a ¿Prácticas? Sí, gracias

Añadir un nuevo comentario

rss-field-icon

Expertosenseleccion.es